Trabajamos en el taller, relacionando el oficio de joyería con el arte y el diseño. Buceamos dentro del concepto de joya y ampliamos sus límites, indagando para eso en la historia de la joyería contemporánea y del arte. Cualquier estímulo, gesto, idea, juego, sensación puede ser el puntapié para realizar una pieza de joyería que nos conmueva, por eso te propongo que pongamos manos a la obra.

Para principiantes y avanzados.

Cursos regulares e intensivos.

Contacto:

Te. 02326 498015
 tallermu@yahoo.com.ar
web
tallermu.wordpress.com

San Antonio de Areco – Provincia de Buenos Aires

flyertallermu2014

Anuncios

Nos mudamos!

Nos vamos. Nos fuimos yendo de a poco y ahora es definitivo. Tallermu se instala en San Antonio de Areco. Nos llevamos anécdotas, enseñanzas, recetas, discusiones, dudas, regalitos, música, imágenes pero sobre todo mucho cariño de un montón de personas que pasaron por aquí.Les dejamos un inmenso Muchas Gracias! Y una invitación a visitarnos en esta nueva etapa, que en el 2014, comienza el taller.

Taller de grabado en Tallermu

En Septiembre la grabadora y artista plástica Lola Vergara del Pozo realizó un taller de grabado en metal para las alumnas del taller.

His master’s voice

Trabajo realizado por Bárbara Jones
Disco de vinilo descansando en esquina Pringles y Perón.

Pieza: BROCHE. Materiales utilizados: vinilo y bronce.

Técnica: Pieza moldeada con calor.
Descripción: Aguja móvil con tope desmontable


Memoria Descriptiva:

His Master’s Voice

El legendario perro con el fonógrafo de los discos de vinilo que alguna vez hemos visto, se llamaba Nipper, cruza de Bull Terrier y Fox Terrier. Al parecer, se llamaba Nipper (“mordisqueador”) porque tenía la costumbre de morder las pantorrillas de las visitas.

Al morir su dueño, Mark Henry Barraud, en 1887, el perro quedó al cuidado de sus hermanos Philip y Francis. En el estudio de Francis Barraud, Nipper solía escuchar atentamente un viejo fonógrafo. Un día se le ocurrió a Barraud que el perro debía estar esperando oír la voz de su amo. Esto le inspiró un cuadro de Nipper y el fonógrafo, que se tituló: His master’s voice.
En enero de 1900, la famosa imagen apareció por primera vez en la publicidad de la empresa y acabó convirtiéndose en la marca registrada de HMV Records y tiendas de música HMV.